Un informe de Estados Unidos dice que Rusia, con el conocimiento de Putin, interfirió en las elecciones de 2020

Funcionarios de inteligencia estadounidenses dijeron el martes que el presidente ruso Vladimir Putin sabía y probablemente dirigió los esfuerzos rusos para manipular la campaña presidencial estadounidense de 2020 a favor del expresidente Donald Trump con “acusaciones engañosas o infundadas” contra su rival, Joe Biden.

Esta evaluación se realizó en un informe de 15 páginas sobre la interferencia electoral emitido por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional. Destacó las acusaciones de que los aliados de Trump jugaron a favor de Moscú al amplificar las acusaciones contra Biden de figuras ucranianas vinculadas a Rusia en el período previo a las elecciones del 3 de noviembre. Biden, un demócrata, derrotó a Trump, el republicano, y se convirtió en presidente el 20 de enero.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han encontrado otros intentos de influir en el electorado, incluida una “campaña de influencia oculta de múltiples lados” de Irán destinada a socavar el apoyo a Trump. Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear internacional con Irán e impuso nuevas sanciones.

El informe también atravesó una contra narrativa impulsada por los aliados de Trump de que China estaba interfiriendo en nombre de Biden, y concluyó que Beijing “no hizo ningún esfuerzo por intervenir”.

“China ha tratado de estabilizar su relación con Estados Unidos y no consideró el resultado de la elección como lo suficientemente beneficioso para que China se arriesgue a una reacción negativa si es descubierta”, dijo el informe.

Funcionarios estadounidenses dijeron que también vieron esfuerzos de Cuba, Venezuela y el grupo libanés Hezbollah para influir en las elecciones, aunque “en general, creemos que fueron de menor alcance que las realizadas por Rusia e Irán”.

READ  El juez del estado de Georgia desestima la mayoría de las demandas que buscan examinar las boletas del condado de Fulton

Las agencias de inteligencia estadounidenses y el exasesor especial Robert Mueller concluyeron anteriormente que Rusia también interfirió en las elecciones estadounidenses de 2016 para reforzar la nominación de Trump con una campaña de propaganda destinada a lastimar a su oponente demócrata Hillary Clinton.

Las embajadas de Rusia, China y Cuba en Washington no respondieron de inmediato a los mensajes solicitando comentarios. La misión iraní ante las Naciones Unidas y el Ministerio de Información de Venezuela no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. Moscú, Pekín y Teherán niegan habitualmente las acusaciones de ciberespionaje y engaño.

El nuevo informe dijo que Putin sabía y posiblemente dirigió los esfuerzos para interferir en las elecciones. Como ejemplo, el informe decía que Putin “tenía autoridad sobre las actividades de Andrei Dirkash”, un legislador ucraniano que desempeñó un papel destacado en el esfuerzo y tenía vínculos con la inteligencia rusa.

“Estimamos que los líderes rusos están a favor de la reelección del ex presidente Trump, a pesar de la percepción de que algunas de las políticas de su administración son anti-rusas. Tenemos mucha confianza en esta evaluación”, dijo el informe.

Según el informe, un segundo hombre con vínculos con la inteligencia rusa, Konstantin Killimnik, desempeñó un papel clave. Klemnik y Dirkash se reunieron con personas vinculadas a Trump y les proporcionaron material para presionar en busca de investigaciones oficiales, y Dirkash publicó cuatro grabaciones de audio que intentan implicar a Biden en corrupción.

Esto se refiere a conversaciones citadas por figuras de derecha en Estados Unidos como evidencia de que Biden intentó proteger a su hijo Hunter de una investigación en Ucrania.

Klemnick fue asistente de Paul Manafort, quien se desempeñó como jefe de campaña de Trump en 2016. El año pasado, Trump indultó a Manafort por su condena penal que surgió de la investigación de Mueller.

READ  Jair Bolsonaro planea violar las reglas de vacunación de Nueva York en una reunión de la ONU | Jair Bolsonaro

Agregó que los agentes rusos también trataron de “engañar” a los empleados de la empresa energética ucraniana Burisma, “en un intento de recopilar información relacionada con la familia del presidente Biden”. Hunter Biden se ha desempeñado en la junta directiva de Burisma.

Al igual que en las elecciones de 2016, la llamada Troll Factory de Rusia, anteriormente conocida como la Agencia de Investigación de Internet, difundió historias que despreciaban a Biden y a los demócratas en las redes sociales y se quejó de la censura de las empresas de tecnología, según el informe. El informe dijo que la decisión también buscaba exacerbar las divisiones estadounidenses sobre cuestiones de justicia racial.

(Reporte de Christopher Bing y Joseph Main); Escrito por Raphael Sater. Editado por Jonathan Otis y Will Dunham

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *