El tiempo - Tutiempo.net

Castilla-La Mancha fue en 2015 la cuarta región en creación de empleo con un ritmo de crecimiento del 5,2 por ciento

En la actualidad, hemos pasado a ser la cuarta región en desempleo juvenil, “aunque me gustaría ser la última. Este es de los ranking que me gustaría empezar por atrás”, ha señalado García-Page. No obstante, “hemos bajado 11 puntos”, siendo la comunidad que mayor descenso ha registrado.
|



Castilla-La Mancha sigue dando muestras de recuperación económica y generación de empleo. Así, y según los datos del Instituto de Estudios Económicos (IEE) conocidos hoy mismo, Castilla-La Mancha fue una de las cuatro regiones, junto a Andalucía, Islas Baleares y Murcia, que crearon más empleo en tasas de variación interanual, con cifras superiores a la media del país en 2015. De este modo, Castilla-La Mancha creó empleo a un ritmo del 5,2% durante 2015, según ha dado a conocer este viernes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page en el transcurso del Encuentro de Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario que se ha celebrado en Toledo.



El acto, en el que han intervenido técnicos y participantes de las lanzaderas de empleo que operan en este momento en la región, ha contado con la participación de la consejera de Economía, Empleo y Empresas, Patricia Franco, el director de Relaciones Institucionales de Telefónica, José María Sanz-Magallón, y el presidente de la Fundación Santa María del Patrimonio Histórico, José María Pérez “Peridis”.



Para el presidente García-Page, “una cosa es estar en paro y otra estar parado. Por eso, me entra una gran moral al escucharos”, ha asegurado, antes de anunciar que en diciembre se pondrán en marcha seis nuevas lanzaderas en los municipios de Hellín, Miguelturra, Valdepeñas, Yebes, Tarancón y Talavera de la Reina, que se suman a las cinco que hay en este momento en Albacete, Azuqueca de Henares, Ciudad Real, Puertollano y Toledo.



Una iniciativa que va a contribuir a seguir revertiendo el índice de desempleo en la región, especialmente en el que afecta a los jóvenes. Cuando comenzó la legislatura, ha recordado García-Page, Castilla-La Mancha “encabezaba el desempleo juvenil en España, el peor ranking que se puede protagonizar, pues si hay un derroche para una sociedad peligroso es el del paro juvenil”, ha advertido.



En la actualidad, hemos pasado a ser la cuarta región en desempleo juvenil, “aunque me gustaría ser la última. Este es de los ranking que me gustaría empezar por atrás”, ha señalado García-Page. No obstante, “hemos bajado 11 puntos”, siendo la comunidad que mayor descenso ha registrado.



Por eso, es importante elegir bien a qué colectivo se priorizan las ayudas para fomentar el empleo, ha señalado el presidente, con el objetivo de que estos jóvenes, “cuya formación cuesta en torno a 1,5 millones de euros por persona”, no se vean obligados a salir del país para buscarse la vida “aunque otros lo llamen turismo laboral”, y que luego tengan problemas para volver.



Para ayudar en este trance, ha proseguido el presidente, “en 2017 vamos a poner en marcha un plan de retorno” para quienes quieran regresar a la región, una medida que se suma al ‘contrato-puente’ que ha traído consigo más de 2.000 incorporaciones de jóvenes al mercado laboral.



“Necesitamos de todo para salir adelante”, ha reclamado García-Page. Por eso, y recordando una expresión del ex presidente estadounidense Bill Clinton, quien aseguraba que “el mundo se divide entre iniciadores y continuadores”, ha animado a todos los presentes, empezando por la propia Administración, a ser “iniciadores y continuadores de ese inicio”. Para eso “habrá que hacer cambios en todos los órdenes, y nosotros apostamos por ello”, ha finalizado.



El trabajo en equipo y el compromiso en red funcionan



Las lanzaderas son proyectos cuya metodología de trabajo busca la mejora de la empleabilidad desde una posición activa de la persona desempleada, a partir de técnicas de coaching, inteligencia emocional, la comunicación y la creatividad, conociendo nuevas técnicas de elaboración y presentación de currículos, analizando cómo afrontar las entrevistas de trabajo a través de diversas dinámicas, desarrollando mapas de empleabilidad y aprendiendo a trabajar la marca personal, a diferenciarse y posicionarse mejor en el mercado laboral.



En total son 12 localidades de la región las que han acogido 16 lanzaderas hasta ahora, proyectos en las que han participado 330 personas desempleadas, en un principio jóvenes menores de 30 años. El proyecto ha tenido tal impacto que ha permitido conseguir fondos de Europa que han posibilitado que el 25% de los participantes en la presente edición de lanzaderas puedan ser de entre 36 y 59 años, lo que responde a la preocupación del Gobierno autonómico por las personas más descolgadas del mercado laboral.



La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado durante el acto que “las lanzaderas están sirviendo para dar visibilidad a las personas que necesitan entrar en el mercado laboral”. En esta línea, ha destacado el éxito en la inserción de la primera edición de estas lanzaderas, con 120 personas que participaron en las cinco primeras, el 65% de las cuales están trabajando, “la mejor señal de que el trabajo en equipo y el compromiso en red funcionan”, ha indicado.



Asimismo, ha subrayado “el gran compromiso del Gobierno regional para trabajar activamente por el empleo, algo que estamos demostrando y de lo que empezamos a ver señas pues, en este primer año de legislatura, con las iniciativas puestas ya en marcha, hay 11.700 jóvenes más que se han incorporado al mercado laboral, al menos el 17% de ellos gracias al Contrato Joven, que ha beneficiado a más de 1.900 jóvenes”. Asimismo, y en cuanto a los parados de larga duración, hay más de 22.000 personas menos en las listas de desempleo, se ha felicitado.



Por su parte, Peridis ha resaltado que “no es lo más importante la inserción, sino el crecimiento personal, que va más allá de la lanzadera, pues se hace en la vida”, antes de avanzar que ahora “hay 7.000 personas que han pasado por las lanzaderas y que en diez años impulsarán cambios en las empresas porque tienen la cabeza orientada de otra manera”, mientras que desde Telefónica, Sanz-Magallón ha valorado las lanzaderas como “proveedores de talento para las empresas".