España reitera que no tiene ninguna responsabilidad legal o administrativa por esto en el Sáhara Occidental

Manejado por el gobierno español Un nuevo golpe A los políticos españoles que desafían la integridad regional de Marruecos e instan a su gobierno a intervenir en la cuestión del Sáhara Occidental.

En una respuesta parlamentaria escrita, el gobierno español insistió en que España “no tenía ninguna responsabilidad internacional” para intervenir en la región, informó Europa Press.

El miércoles 17 de febrero, el gobierno español respondió a una pregunta de Ciudadanos (ciudadanos) con sede en Cataluña.

La pregunta parlamentaria afirmaba que España tenía “autoridad administrativa razonable” sobre el Sáhara Occidental, lo que le daba al país el derecho a determinar el destino de la región.

Esta respuesta rechazó por completo las recientes y repetidas afirmaciones de los políticos españoles antimarroquíes.

“España se considera excluida de cualquier responsabilidad internacional por la administración del Sáhara Occidental desde que el Representante Permanente de España ante la ONU envió una carta al Secretario General de la ONU el 26 de febrero de 1976”.

La carta de 1976 a la ONU decía que España había “establecido su presencia en el territorio del Sahara” y que “ya no se la consideraba separada de ninguna responsabilidad internacional por la administración de esa región”.

En su última respuesta, el gobierno español destacó que “las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre este tema no se encuentran en ninguna parte de la lista de territorios no autónomos de la ONU, ni como poder administrativo ni en los informes anuales del Secretario General de la ONU. en el Sahara Occidental. “

El gobierno español ha tenido la oportunidad de reafirmar su posición “estable” sobre el tema, a favor de una “solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable” del conflicto regional.

READ  Noticias de la UE: España provoca indignación después de que Bruselas ignora los objetivos ecológicos | Política | Noticias

España apoya el proceso liderado por la ONU en el Sáhara Occidental, destacó la respuesta escrita.

España mantiene un tono amistoso hacia Marruecos

La pregunta parlamentaria de Ciudanos abordó otras cuestiones relativas a Marruecos, como las fronteras marítimas marroquíes-españolas, la situación en Ciota y Melilla y la “presión migratoria” sobre Canarias.

El partido político advirtió las “aspiraciones regionales de España en Marruecos” a principios de 2020, diciendo que la delimitación de sus fronteras marítimas en el norte de África desafiaría su soberanía sobre las aguas frente a las Islas Canarias de España.

La respuesta del gobierno español llegó en tono pacífico, afirmando que el tema llegaría a su resolución a través del “diálogo líquido” entre Marruecos y España, así como la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) y los Acuerdos Mutuos. “

Lea también: Medios españoles en la balsa por la ley de límites marítimos

Con respecto a las dos ubicaciones controladas por España de Ciota y Melilla en el norte de Marruecos, el gobierno español se ha negado a comentar sobre su posición. Así se desprende de un informe publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español a finales de diciembre de 2020.

El informe surge en respuesta a los comentarios del jefe de gobierno de Marruecos, Chad Eddin L. Otmani, considerado controvertido en España.

El Otmani había anunciado en una entrevista televisada que Marruecos sacaría algún día el tema de Chyota y Melilla, que el país norteafricano considera territorios oficialmente ocupados. La diplomacia española calificó la declaración como un “ataque a la integridad territorial de España”.

Lea también: El embajador de Marruecos en España calma las tensiones tras el comunicado de el Othmani

El gobierno español también subestimó la última cuestión planteada por Ciudanos en relación con la migración de Marruecos a Canarias.

READ  Telephonica elegida por España para completar la transformación de la red IP de Nokia Bolsa de Valores de Helsinki: Nokia

Contrariamente a cómo el partido político intentó retratarlo, el gobierno consideró el tema como un “desafío compartido” entre Marruecos y España, el desafío que Marruecos plantea a España.

Marruecos es un “vecino y aliado, además de un socio estratégico”, que se enfrenta a “retos compartidos” con España, como “controlar el flujo de migrantes”, según la última respuesta.

El gobierno español reafirma la cooperación marroquí-española en el ámbito de la migración […], Gracias a su alto nivel de institucionalización, su enfoque integral […], Y su efectividad, basada en el principio de responsabilidad compartida. “

Lea también: Visita a Marruecos Canciller español para discutir temas migratorios

El discurso de paz utilizado por el gobierno español en respuesta a una pregunta parlamentaria que parece tener retórica anti-marroquí demuestra que España es muy consciente de la necesidad de permanecer en la gracia de Marruecos.

A pesar de los recientes rumores de una división entre los dos países que se intensificó después de la cumbre marroquí-española de dos veces de alto nivel programada originalmente para diciembre de 2020, el gobierno español parece estar manteniendo un tono amistoso con sus vecinos del sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *